Ei-iE

UEN felicita al pueblo sami en su Día Nacional

publicado 7 febrero 2013 actualizado 8 febrero 2013

El 6 de febrero, Día Nacional Sami, o Sámi Álbmotbeaivi (Día del Pueblo Sami), se celebró por todo el territorio Sámpi, la tierra de los indígenas samis en Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia. La fecha conmemora la celebración del primer congreso sami que tuvo lugar en 1917 en Trondheim (Noruega).

La afiliada de la IE Union of Education Norway (UEN) ha apreciado esta celebración, y ha señalado que el Día Nacional Sami de este año coincide con el 20º aniversario de la primera celebración del día nacional en 1993.

El movimiento sami adoptó los símbolos claves de una nación – el día nacional, la bandera y el himno nacional – en el Congreso Nórdico Sami de 1986, lo cual supuso un logro importante para el pueblo sami, cuya población se calcula oscila entre los 70.000 y 100.000 habitantes en el norte de Europa.

Defensa de unos principios básicos

Al igual que muchos pueblos indígenas, los samis fueron víctimas de un pasado en el que predominaba la discriminación, en particular con respecto al idioma, la cultura y la propiedad de la tierra.

Hoy en día la situación ha mejorado mucho, aunque sigue sin ser en absoluto ideal. El pueblo sami continúa siendo objeto de discriminación en Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia, y está luchando para conseguir que sus derechos estén consagrados en la ley.

No obstante, desde la década de 1960, la presencia internacional de los samis ha aumentado considerablemente, logrando convertirse en una fuerza importante en el ámbito de la política y los derechos humanos de los pueblos indígenas. Se han relacionado con otros grupos indígenas a todos los niveles de diversas organizaciones nacionales e internacionales. Así pues, un profesor del territorio sami noruego, Ole Henrik Magga, fue elegido primer presidente del Foro Permanente de Naciones Unidas para Cuestiones Indígenas (2002). En consecuencia, los mayas de América Central, los inuits de Groenlandia, los aborígenes de Australia, los pigmeos del Congo y todos los demás pueblos indígenas del mundo están representados por un sami de Noruega.

Afectados por los mismos mecanismos

“Hay quien dice que los escandinavos deberíamos callarnos porque en comparación con otros pueblos indígenas se nos trata muy bien”, observó Ole Hendrik Magga.

“No corremos el riesgo de ser asesinados, no, pero los mismos mecanismos también nos afectan, independientemente del nivel de vida. Y es una tontería decir que no tenemos nada de qué quejarnos por el hecho de que tengamos un nivel de vida más alto”, añadió Magga. “Es como decir que nuestros sindicatos no deberían luchar por unos salarios mejores porque los trabajadores de América Central sólo ganan el 1% de lo que ganamos nosotros.”

Principales preocupaciones

Los samis trabajan por el reconocimiento de su cultura, de su idioma y de sus derechos, incluyendo los derechos sobre la tierra. Sus derechos y su situación en general varían considerablemente en función del país en el que vivan.

El idioma sami se utiliza actualmente en escuelas locales, y en Noruega se ha establecido un Parlamento sami. Los samis también están haciendo campaña por los derechos primitivos a la propiedad de los recursos naturales de su región.

El Informe del Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los pueblos indígenas, James Anaya (enero de 2011), sobre la situación del pueblo sami en la región Sámpi de Noruega, Suecia y Finlandia concluye que el pueblo sami no tiene que afrontar muchos de los problemas socioeconómicos a los que normalmente se enfrentan los pueblos indígenas del planeta, como por ejemplo graves problemas de salud, una pobreza extrema o el hambre.

En concreto, cada uno de los Gobiernos de Noruega, Suecia y Finlandia presta un nivel relativamente alto de atención a las cuestiones de los pueblo indígenas, al menos en comparación con otros países. Sin embargo, es necesario que se hagan más cosas para garantizar que el pueblo sami pueda ejercer su derecho a la autodeterminación y su derecho a los recursos naturales.

Hoy sus banderas están izadas y el himno del pueblo sami se canta en el dialecto regional sami. En algunos sitios las celebraciones samis duran más de una semana, durante las cuales se organizan conciertos con músicos samis, conferencias, mercadillos, exposiciones de arte y competiciones deportivas samis. Estos eventos ofrecen al pueblo sami una oportunidad para reunirse y, al mismo tiempo, para instruir a otras personas sobre su cultura e historia.

Los sindicatos desempeñan un papel clave

Los sindicatos de la educación tienen un importante papel que desempeñar en el logro de la Educación para todos y todas (EPT) para los pueblos indígenas.

Se ha establecido un Comité de la IE para Cuestiones de los Pueblos Indígenas. Su agenda de trabajo incluye una revisión de la implementación de los objetivos de la EPT para los pueblos indígenas, la preparación para la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas (2014) y el estudio del programa de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para los pueblos indígenas más allá de 2015.

La afiliada de la IE Union Education Norway (UEN), que está representada en el Comité de la IE para Cuestiones de los Pueblos Indígenas, ha apoyado el proceso puesto en marcha por la Oficina de América Latina de la IE en Costa Rica sobre políticas públicas para la educación de los pueblos indígenas. La Oficina Regional publicó en 2011 la investigación “Educación multilingüe e intercultural en América Latina”. México, Guatemala, Colombia, Brasil, Ecuador.

Recursos:

Resoluciones del Congreso Mundial de la IE relativas a la educación de los pueblos indígenas: