Ei-iE

Los sindicatos de la educación francófonos quieren reconducir a los gobiernos para lograr una educación de calidad

publicado 26 octubre 2022 actualizado 2 noviembre 2022

El Comité syndical francophone de l’éducation et de la formation (CSFEF, por sus siglas en francés), que reúne a las representaciones sindicales de las organizaciones francófonas afiliadas a la Internacional de la Educación, celebró su 18ª reunión del CSFEF en Hammamet, Túnez, del 13 al 15 de octubre. Los debates se centraron, entre otros temas, en las condiciones en que se ejerce la actividad sindical, la igualdad de género y el derecho de todas las personas a recibir una educación de calidad.

Reunión previa de mujeres

Por primera vez durante una reunión del CSFEF, se realizó con antelación una reunión previa de mujeres, que contó con 25 participantes.

Estas recomendaron:

  • La formalización del trabajo en red iniciado para esta reunión mediante la creación de un grupo de “mujeres” del CSFEF; y
  • El mantenimiento de dicho grupo a través de reuniones en línea, intercambio de información e intercambio de experiencias, herramientas para la promoción de los derechos de las niñas y las mujeres en la educación, en el trabajo, así como la participación de las mujeres en los sindicatos.

Análisis del PASEC

Además, una de las mesas redondas despertó mucho interés, la del Programa de análisis de los sistemas educativos (PASEC, por sus siglas en francés) de la Conférence des ministres de l'Education des Etats et gouvernements de la Francophonie (CONFEMEN, por sus siglas en francés).

Durante su presentación sobre la edición de 2019 del PASEC, el representante de la CONFEMEN, Konan Noël Kouassi, recordó que, a petición del CSFEF, se había constituido un Comité de ética y deontología. El CSFEF pudo enviar a dicho comité a dos representantes.

En la primera reunión celebrada por este comité, se adoptó una carta a fin de garantizar que los datos de la encuesta del PASEC, que ahora comprende una evaluación del personal docente, no puedan ser utilizados para fines distintos a los previstos para la mejora de los sistemas educativos. Esta carta de ética estipula que la encuesta sea anónima, no permitiendo identificar al personal docente ni a los establecimientos participantes, y que los resultados no se utilicen para denigrar la profesión docente, ni siquiera para sancionarla.

Se celebró una segunda reunión del Comité de ética tras el anuncio de los resultados del informe del PASEC el 21 de diciembre de 2020 en Dakar, Senegal, a fin de reflexionar sobre la manera de difundir los resultados de este. El CSFEF se cercioró de que los datos permanecerían anónimos y no pudieran usarse para sancionar al personal docente. Si se diera el caso de que su difusión pudiera permitir a un país o a un grupo de investigadores identificar a docentes o a grupos de docentes, entonces el comité debería ser convocado.

Ante la gran expectativa de diálogo social por parte de los sindicatos de la educación con respecto al resultado de esta encuesta y las recomendaciones que corresponden a las reivindicaciones sindicales, el representante de la CONFEMEN garantizó que el objetivo es llevar a cabo una mejor adecuación de la formación del personal docente, inicial y continua, a las necesidades educativas.

El representante añadió que otro aspecto importante es poder ejercer la profesión en condiciones materiales satisfactorias (locales, plantilla, herramientas didácticas), lo que dista mucho de ser el caso en varios países.

Asimismo, la CONFEMEN puso de manifiesto que la necesidad de recompensar el trabajo de los docentes y las docentes por su justo valor, a fin de ofrecerles perspectivas de carrera, debe constituir un elemento fundamental para la calidad del sistema educativo.

Por último, reconoció la necesidad de comenzar el aprendizaje con la lengua materna de los niños y niñas, y no en francés, para obtener mayor eficiencia y éxito.

Declaración para la Cumbre de la Francofonía

Los delegados y las delegadas también adoptaron por unanimidad una Declaración para la Cumbre de la Francofonía que se celebrará el 19 y 20 de noviembre de 2022 en Djerba, Túnez. El presidente del CSFEF, Jean-Hervé Cohen, puntualizó que los Estados asumían compromisos que luego no cumplían, por lo que el papel de los sindicatos también radica en garantizar la aplicación concreta de la declaración oficial que suscribirá la cumbre de los jefes de Estado y gobierno.

El secretario general del CSFEF, Luc Allaire, lamentó que “claramente nos estamos alejando del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 relativo a la educación de calidad para todas las personas. Debido a la crisis económica y energética, se producen muchas reducciones en los presupuestos destinados a la educación. Es dramático. Así pues, no podemos sino constatar y deplorar una escasez de personal docente y de personal de apoyo educativo”.

Al condenar la creciente privatización del sector de la educación, el secretario general señaló que “menos presupuestos públicos destinados a la educación conlleva más actores privados en este sector. Ahora bien, esto conduce a más desigualdades, a más inequidad a la hora de acceder a una educación de calidad. Además, el personal educativo contratado por los centros privados suele estar mal remunerado, poco cualificado y su sindicalización se vuelve mucho más difícil”.

Por este motivo, en su declaración, los sindicatos francófonos de la educación exigen a los jefes de Estado y de gobierno que se comprometan, como lo ha hecho el Banco Mundial, a congelar todas las inversiones directas e indirectas en la educación privada con fines de lucro, en las etapas preescolar, primaria y secundaria.

Asimismo, durante la reunión, los delegados y las delegadas procedieron a la elección de los miembros de la Mesa del CSFEF por un período de dos años. Fue la ocasión de dar las gracias a los miembros salientes, en concreto a Jean-Hervé Cohen que abandona la presidencia. Este último acogió con satisfacción la elección de la nueva presidenta, Claire Guéville (SNES-FSU, Francia). Cabe destacar que, por primera vez en su historia, el CSFEF estará presidido por una mujer y su Mesa estará mayoritariamente compuesta por mujeres: nueve mujeres y seis hombres.