Ei-iE

Crece la alarma por la comercialización de la educación en Ghana

publicado 10 febrero 2016 actualizado 12 enero 2022

Los sindicatos de educación reclaman al gobierno ghanés que modifique su Ley de Educación para evitar la comercialización educativa, ya que se comprometió a revisar la legislación que regula los colegios privados.

El Comité de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas (CDN)  y los sindicatos de educación, entre ellos la Internacional de la Educación (IE), sus afiliadas y socios, están dando la voz de alarma ante el avance de la privatización y la comercialización de la educación en Ghana.

Según el Artículo 25 de la Constitución de Ghana de 1992, “la enseñanza primaria debe ser obligatoria y asequible a todos gratuitamente”. Sin embargo, el marco legislativo y reglamentario vigente está permitiendo la proliferación de colegios de pago con ánimo de lucro, apoyados por empresas, que coartan el derecho a la educación y contribuyen a agravar las desigualdades y la segregación en la oferta educativa.

La amenaza planteada por la comercialización ha sido también reconocida por el Relator Especial sobre el Derecho a la Educación, Kishore Singh, quien advirtió que “pronto no será una exageración decir que la privatización está suplantando la educación pública, en lugar de complementarla”, porque “las desigualdades en las oportunidades educativas se exacerbarán debido al auge de proveedores privados de servicios educativos, para los que las condiciones económicas, la riqueza o las propiedades se convierten en el criterio más importante para tener acceso a la educación”.

Un ejemplo de esta tendencia que avanza en Ghana lo encontramos en la franquicia Omega School Franchise, una cadena de colegios privados “de bajo coste” dirigidos a familias pobres. La cadena cuenta ya con más de 38 colegios que escolarizan a más de 20.000 estudiantes en todo el país. Afirman que su modelo asequible de aprendizaje de “pago por uso” ofrecido por los colegios de jornada completa aumentará el acceso a la educación de las familias más pobres de Ghana.

Reconociendo el compromiso que asumió el gobierno de revisar el marco legislativo que regula los colegios privados y tomando nota de la revisión de la Ley de Educación (Ley 778); los sindicatos de educación y la sociedad civil instan al gobierno a introducir las enmiendas necesarias a la mencionada ley a fin de:

  • Hacerse eco de sus obligaciones, conforme a lo dispuesto en el Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU 4. Al adoptar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los gobiernos se comprometen a garantizan que todas las niñas y niños completan una educación primaria y secundaria gratuita, equitativa y de calidad que se traduzca en unos resultados de aprendizaje adecuados y eficaces;
  • Reflejar su principal obligación de financiar debida y adecuadamente una educación de calidad y gratuita para todos los niños y niñas, independientemente de su contexto. Este es un elemento crucial para la prosperidad futura de Ghana;
  • Garantizar unas normas mínimas nacionales en materia de oferta educativa. El registro de los colegios se debe estar condicionado al cumplimiento íntegro de dichas normas mínimas.