Ei-iE

IE: La educación no es una mercancía

publicado 5 mayo 2015 actualizado 6 mayo 2015

Los informes que señalan que los gobiernos de Australia, Colombia, Nueva Zelanda y Noruega proponen la inclusión de la educación en el ámbito del Acuerdo sobre el Comercio de Servicios (TISA) son motivo de grave preocupación.

La Internacional de la Educación (IE) se une a los llamamientos de las organizaciones miembro de Australia, Colombia, Nueva Zelanda y Noruega que exhortan a sus gobiernos a retirar su apoyo a esta propuesta en cualquier negociación futura. En lugar de ello, deberían unirse a países como México, Suiza, Corea, Taiwán y Japón, que se han opuesto a la inclusión de la educación en el TISA.

La IE reitera su inveterada oposición a los acuerdos comerciales que tratan de liberalizar y comercializar y privatizar aún más la educación.

La liberalización de la educación y la facilitación del mercado de la educación privada, como consecuencia de la inclusión de la educación en el TISA, tendría consecuencias negativas para la educación pública.

Restringir la capacidad de los gobiernos de reglamentar la prestación de la educación en función de sus intereses nacionales supone una amenaza directa para la educación pública de calidad para todos, al tener un impacto potencial en las condiciones de aprendizaje de los estudiantes y en las condiciones de trabajo de los docentes y los demás trabajadores de la educación. También representa un desafío directo a los procesos democráticos y a la gobernanza pública de la educación.

La falta de transparencia asociada a las negociaciones del TISA y el hecho de que los detalles finales de cualquier acuerdo alcanzado no serán revelados hasta 5 años después de que se haya firmado son condenados.

La IE insta a todos los gobiernos a excluir la educación de los acuerdos comerciales.